Asumamoslo: el pendrive esta muerto

Todo empezó con los discos de 5 y 1/4, los recordáis? aquellos viejos discos flexibles donde nos entraba un Sistema Operativo entero, lo cargábamos en memoria y había que sacarlo para meter otro con cualquier programa. Estos discos eran bastante delicados aunque por aquel momento la informática era mucho menos popular que hoy en dia y por tanto el intercambio de archivos entre usuarios era algo mas anecdótico.

La cosa mejoro con los discos de 3 y 1/2, de plástico duro y que vivieron su época dorada el los 90 como soporte para software hasta la mitad de la década (momento en que apareció el CD) y durante el resto como soporte para documentos.

Si, documentos, y es que este post va de eso. Con la llegada de los CDs los programas se almacenaban en ellos pero los documentos de usuario no tenia sentido ya que suelen ocupar a lo sumo unos megas frente a los 650 Mb que soporta un CD, y ni meto en la ecuación al DVD. 4.7 Gb de un solo uso no es ni mucho menos algo ideal para llevar documentos…. y asi nacio el Pendrive.

El Pendrive no es ningún secreto para ningún lector de este blog: una memoria flash de mayor o menor tamaño que se conecta a un puerto USB y que ofrece una velocidad de acceso mucho mas rápida que un disquete, a la vez de mucho mas espacio (1 disco apenas contiene un Mb de información frente a varios gb de un Pendrive actualmente) y mucha mas seguridad (los discos se estropean fácilmente, aunque los Pendrive se pierden igual de facilemente,eso si). Con estas premisas, superando en todo al rival esta claro que rápidamente se convirtieron en el standard del formato de archivos.

Recuerdo que mi primer Pendrive era de 64 Mb… una pasada que me permitía llevar todos mis documentos importantes de un lado para otro y por supuesto siempre llevaba encima. Esa misma tónica continuo cuando fue sustituido por uno 512 Mb, que suponía un importante aumento de espacio, pero aun insuficiente para llevar archivos grandes. Por suerte ese salto llego cuando se supero el Gb, y hasta hace poco llevaba siempre encima un Pendrive de 4 Gb, que tenia lleno de documentos importantes y software imprescindible que rara vez necesitaba realmente (lo se, suena contradictorio, pero si os digo que es el winrar, el office y 2 cosas mas lo entendéis mejor,verdad?).

Claro que no me entraba todo lo que necesitaba realmente, así que la realidad es que tenia unos documentos impresicindibles y un software limitado que si un día tenia que echar uso real de el se me quedaría corto, motivo por el que estaba claro que el Pendrive servia para documentos, pero para software mejor un buen disco duro de 2.5″.

Cuando lo compre (hace 3 años creo recordar) me costo unos 36€ si la memoria no me falla, y durante estos años ha cumplido bien su función, si bien cada vez lo he ido usando menos a pesar de que siempre lo llevo encima en el llavero.

Hace unas semanas se me rompió la parte que colgaba del llavero, y si bien sigue funcionando bien ya no es tan cómodo de transportar, por ello cuando vi una oferta de 8€ por uno de 8 Gb con forma de llave puesto en casa (es decir, con gastos de envío incluidos) no me lo pensé y lo compre.

Me llego a los pocos días y lo cierto es que tras probar que funcionara y colgarlo en el llavero me he dispuesto a meter información con el siguiente resultado:

– Documentos: ¿cuales? en realidad no se me ocurre ningún documento que necesite tener accesible si o si siempre, y total tengo todo en Dropbox y ademas hoy en día todo se suele mandar por mail, por ello las posibilidades de que realmente necesite acceder a un documento del pendrive como única vía de acceso tiende a cero (hay internet en casi todas partes) y encima lo mas probable es que ni siquiera este seguro de que sea la ultima versión llegado el momento.

– Software: mismo problema que antaño. El software ocupa cada día mas así que 8 Gb es insuficiente. Por no hablar de que la tendencia es que ni tengamos almacenado en casa los instaladores de nuestros programas (con el riesgo y las ventajas que ello conlleva)

La realidad es que al final, lo tengo vacío del todo y echando la vista atrás no recuero mas un par de veces donde diera uso al viejo en los últimos años (si, 3 veces en total) No dudo que en algún momento puntual pueda ser útil, o para experimentos como llevar un SO completo y cosas asi, o para usuarios puntuales, pero en el día a día, la realidad es que no lo necesito. Dropbox y sus clones me dan todo lo que puedo necesitar y todo esto me lleva a una conclusión clara: agonizaran un tiempo pero los Pendrive están condenados, al menos tal y como fueron concebidos. Y formaran parte de la larga lista de formatos extintos que estamos viendo: CD, DVD, BR (no acaba de despegar, y no nos engañemos, nacio muerto)…. ¿tiene sentido haber comprado uno en estas circunstancias? ¿los usáis?

 

11 comentarios en “Asumamoslo: el pendrive esta muerto”

  1. Buenas,

    La verdad que el pendrive como soporte de almacenamiento tiene ya poco sentido, dada la comodidad que da trabajar en la nube aquellas cosas que necesitemos en más de una ubicación, o como copia de seguridad de documentos importantes.

    Yo actualmente, el único uso que hago es el de discos de arranque con utilidades para mantener sistemas: llámese antivirus, sistemas live, bootcds y similares. Ya que son más cómodos de transporte que los CDS/DVDs y además estos los lectores en los equipos están ya desapareciendo en muchos entornos.

    Un saludo.

    1. buenas, interesante lo que dices de antivirus, live,etc… y es que en ciertos nichos profesionales aun pueden dar guerra ciertamente, aunque como medio generalista (enfoque que queria dar al asunto en el post) creo que estan caput 🙂

  2. En mi caso los use para instalar y probar unos linux en pcs antiguos,da mucha mas seguridad que los cd y antiguas lectoras…ademas son muy fáciles de llevar.

    También los usaba para ver películas en la tv,ahora uso el apple tv o un disco de 2.5″ sin alimentación (va perfecto para las smartv,incluso con mkv,1080p,pelis de 30gb…etc).

    Donde para mi son imprescindibles de momento es a la hora de escuchar música en el coche,tengo un cable que va a la guantera y ahí es donde meto pendrives sin parar,así que donde están todos mis pendrives actualmente es en el coche,es muy cómodo meter carpetas de mp3,enchufar y listo.

    En cuanto cambie de coche adiós pendrives…me asegurare de tener una toma dock y un navegador como dios manda.

  3. El otro día miraba mi pendrive de 16GB y pensaba en el tiempo que no lo utilizaba… Cierto es que si tienes que ir a ofrecer un servicio técnico a alguien es muy útil para llevar pequeñas herramientas de supervivencia, pero para un particular algo geek no hay uso. Y digo lo de algo geek porque mi experiencia con por ejemplo mis compañeros de trabajo (no trabajo en nada relacionado con la informática) están en el boom del pendrive, y aunque alguno conoce y tiene cuenta en Dropbox por mi, no le dan uso.

  4. Buenas,

    La verdad es que cuando he empezado a leer el artículo, de entrada pensaba llevarte la contraria sobre lo de los pendrive ya que no concebía como puedes decir que tienden a la extinción.
    Conforme he ido leyendo el artículo he pasado a entender perfectamente tu punto de vista. Es cierto que llevo pendrives encima y que rara vez los uso. Siempre que veo un pendrive de 32 gigas barato me siento tentado a comprarlo pero mirándolo friamente es mas un capricho que una necesidad real.
    Fui de los primeros en mi entorno el abandonar completamente los CDS, DVDS, etc en favor de los pendrives. Actualmente en el trabajo fui el primero en dejar de lado el pendrive en favor de Dropbox. Actualmente dropbox se ha convertido en el nuevo estandar. No hay manera mas cómoda de trabajar sobre todo como en nuestro caso que tenemos oficinas en distintas ciudades y compartimos bastante información.
    Por otro lado uso el mail de backup ya que es IMAP y el servidor es nuestro y por ello no hay problemas de espacio. Llevo años sin borrar ningún mail y por tanto se que ahí lo tengo todo.

    Aun así hay algunos casos en los que viene bien tener un pendrive. Indudablemente son cómodos para instalar un sistema operativo, actualizar el firmware del receptor satélite o traerte algo rápido de casa de un amigo (normalmente una peli o un disco de música).

    En resumidas cuentas SI pero NO. Esta claro que su uso ha quedado reducido pero… es barato, duradero, muy portable.. por tanto creo que aun le queda un larguísimo recorrido por delante.

    Yo conozco algún caso que aun graba las pelis con un VHS y hasta hace un año usaban discos de 3,5. Asi que cuando esa gente llegue al pendrive lo flipa jajajaja.

    Un saludo,

  5. Aunque es cierto que ya lo utilizo muy poco desde la llegada de dropbox, por cierto lo descubrí gracias a tu podcast, creo que ell pendrive aun tiene camino por delante ya que es la única manera que tengo yo y muchas personas de pasar de un ordenar a otro ficheros muy grandes (películas y capítulos de serie).

  6. Tienes razón en todo lo que dices, pero yo hasta la llegada de mi nuevo Apple Tv, la reproducción de películas y series la hago desde un WD TV Live, que como sabréis no tiene disco duro. Así que para cargar los mkv uso un sinfín de usb y discos duros portátiles.
    Ah y también aunque la mayoría de música la tengo en CD, a la hora de reproducir música en el coche también lo hago desde una llave usb.

  7. hombre, yo compré hace un par de meses uno de 32gb para grabar las cirugías en el trabajo, y en 4 días ya está lleno a un 80%… es una lata tener que vaciar los “pens”…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.