Viaje a Florida: Consideraciones Finales

Bueno tras todas las parrafadas que os he contado sobre el viaje y que espero que os sean de utilidad tanto si vais a hacer un viaje a Florida como a USA en general me faltaba por comentar algún que otro detalle que creo que es de interes.

La gente:

No podría cerrar este viaje sin hablaros de lo maravillosamente educada que es la gente en general, evidentemente hay de todo como en todas partes (la sensación de la zona de Orlando fue mas positiva que en Miami) pero como norma general diria que son bastante mas educados y corteses que la media Española.

Quiza no sea el mejor ejemplo, dado que a fin de cuentas la propina depende de ello (ahora mas adelante hablare de ello), pero por ejemplo cuando íbamos a comer a cualquier sitio en seguida se presentaba un camarero o camarera, nos decía su nombre para poder llamarle en cualquier momento y cualquier cosa que necesitábamos lo hacían amablemente, preguntándonos siempre si estaba todo a nuestro gusto etc… como he dicho al principio podría no ser muy buen ejemplo pero es que en otros muchos sitios donde no había propina de por medio nos trataban igual de bien. Tratando de agradar en todo momento.

Por ejemplo en las taquillas de Disney o al pagar en alguna tienda, el empleado de turno al ver que éramos extranjeros se interesaban por saber de donde éramos, el motivo del viaje y demás, mostrándose gratamente sorprendidos de que nos pegáramos 12 horas de avion para ir hasta allí. Preguntándonos cosillas,etc… aunque al ver que nuestro nivel de ingles y ver mis sudores para responder intentaban no agobiarnos demasiados.

Podríamos pensar «son empleados y les pagan por agradar» ya que es un sitio turistico y eso atrae gente, pero sinceramente, tengo la sensación de que no lo hacían por eso, de hecho he estado en muchos sitios turísticos en España y en otros lugares y si bien la gente no suele ser borde, rara vez pasa de lo correcto. Otro ejemplo seria por ejemplo que en un momento dado estábamos mirando un mapa del parque para decidir donde íbamos a ir y a los 30 segundos una chica de la limpieza se acerco a nosotros para preguntarme si estábamos perdidos y si nos podia echar una mano en algo.

Y ya lo que me dejo con la boca abierta y es una anécdota que cuento siempre a todo el mundo, y fue uno de los dias al salir a ultima hora de los parques, había que coger un monorail hasta la salida y evidentemente estaba un poco lleno de gente. Cada pequeño vagón para que os hagais una idea tenia sitio para 4 personas sentadas a cada lado mas o menos de forma comoda, y luego una parte central donde podrían entrar otras 8 personas de pie. Pues bien al llegar había ya gente esperando (la hora era un poco concurrida) y al abrirse las puertas evidentemente la gente que iba delante de nosotros se cogieron los asientos, concretamente una familia de 4 personas y 2 parejas que no se conocían de nada entre ellos si no recuerdo mal. Nosotros al entrar ya no teníamos sitio así que nos quedamos de pie. La sorpresa vino al ver como en ambos lados de las zonas de asientos rapidamente se juntaron todos para dejar un hueco mas a cada lado y que nos pudiéramos sentar. He cogido muchísimas veces trenes y metros en España y jamas había visto algo así, que los padres digan a los niños «juntaros un poco» me hubiera sorprendido menos, pero que las otras 2 parejas que no se conocían de nada, y de forma simultanea hicieran lo mismo me dejaron muy gratamente sorprendido, sobre todo porque como digo aqui no solo no he visto nada parecido (aqui para que alguien se levante y haga hueco tienes que ser una embarazada o ir con muletas, y ni aun asi lo tienes seguro el sitio), y si todo lo contrario, gente repanchingada ocupando 2 asientos mientras hay gente de pie.

Como digo: un 10 para la gente.

Las propinas:

Y bueno cambiando de tema voy a hablaros de las propinas, y es que es una de las cosas que choca mucho al ir a USA si no lo sabes, y ademas es algo que si no te informan puedes quedar muy mal con la gente. Allí el concepto de propina es muy distinto al de aqui, donde lo consideramos un mini Plus opcional y solo si el servicio ha sido muy bueno, y por supuesto si damos mas de 50 cts ya estamos siendo muy generosos. Allí la cosa no es así, el precio de los restaurantes y demás (no solo se deja propinas a los camareros, si no a las que limpian habitaciones, taxistas,etc…) no incluye el servicio. Los camareros suelen tener un sueldo muy bajo y lo que realmente les da para vivir son las propinas, que en el caso de restaurantes suelen ser entre un 10 y un 20% del precio de la factura (ojo a la hora de pedir, que es una pasta y teneis que tener eso en mente, al igual que los impuestos, que tampoco suelen ir incluidos. Cuando ven que eres extranjero a veces el camarero temiendose lo peor te pregunta si sabes como va el asunto y si no trata de explicartelo.

La verdad es que pensaba explicarlo con detalle pero creo que os sera mas útil si directamente os copio aqui un post de Mariano Lozano que lei por internet antes de irme de viaje y que me fue de mucha ayuda en el viaje:

Si algo llama mucho la atención a los españoles que visitan Estados Unidos por primera vez es el manejo de las “propinas”. Así que para no ir despistados en nuestro próximo viaje a USA y no ser unos “malquedas”, hoy vamos a ver cómo funcionan, por qué existen, cuánto y a quién dejar, etc.

Bien, de entrada creo que el principal motivo por el cual la gente se confunde es porque la palabra “tip” la traducimos por “propina”. Y de paso, le damos las connotaciones que la propina tiene en España, es decir, es voluntaria, variable y en cualquier caso se da si el servicio es muy bueno. Hay que decir que haríamos mejor en traducirlo como “gastos del servicio” en vez de “propina”, así dolería menos y no pensaríamos que estamos pagando un extra que no debemos.

En muchas profesiones de Estados Unidos es muy común que parte del salario que percibe el trabajador provenga de las propinas. Es un hecho que nadie discute y es comúnmente aceptado. Tanto es así que cuando esos trabajadores tributan a Hacienda, deben declarar un 15% más de lo ingresado por nómina en base a la supuesta propina que recibes (la recibas o no). Ejemplo de estos empleos son todos los de la hostelería, servicio de habitaciones de hotel, taxistas, servicios a domicilio o masajistas.

Algunos dicen que el empresario está ahorrándose esa parte del sueldo y lo deja al libre albedrío del cliente. Otros defienden que de ese modo el trabajador se esmera en dar un mejor servicio. La verdad es que es cierto que el empresario no paga ese diferencial y sin embargo el trabajador tributa por ello. Pero también es cierto que el cliente norteamericano, aunque sea de condición humilde, jamás discutirá incluir la propina correspondiente en la factura final.

Cómo funciona lo de dar la propina

En España nos tomamos algo en un bar y cuando nos dan el cambio, dejamos algunas monedas como propina. El camarero dará las gracias (o no) y en el mejor de los casos hará sonar una campana o cencerro para dejar constancia de tu generosidad. Aquí no funciona así. De momento, el 99% de las transacciones se hace con tarjeta, con lo que el tema del cambio es complicado. Pero tan institucionalizada está la propina y tan prácticos son los norteamericanos que, en el recibo que te dan para firmar el pago con tarjeta, ya incluyen un espacio para que tú mismo añadas la cantidad que estimes.

A quién y cuánto dejar de propina

Esto es muy variable y también hay todo tipo de opiniones. Hay que tener en cuenta que no es lo mismo la propina que se deja al tomarte un café en el Starbucks que la de una cena de 7 personas. Unas cifras mínimas que sugiero son:

Botones, recogemaletas y servicio de habitaciones de hoteles. Con un dólar está bien como norma general. Si te han hecho la pelota bastante y te han incluido un tour para enseñarte la habitación, puedes dejar hasta un par de dólares. Al chico de las maletas, un dólar por maleta grande que haya gestionado. Si ha sudado la camiseta, le puedes dejar otro dólar más. Si te van a llevar algo a la habitación del hotel, un dólar debes preparar. Además, en USA hay costumbre de dejar una propina diaria a la señora que te arregla la habitación del hotel. La puedes dejar por la mañana sobre la almohada de la cama o en algún sitio bien visible para ella, si la dejas junto con tus cosas personales no lo tocará. Esto me ha dado muy buenos resultados siempre en mis correrías hoteleras por USA.

A los taxistas y peluqueros no les dejes más de un 10% del total de la factura.

Hostelería: este merece un apartado propio. Algunas facturas te sugieren la propina a dejar, calculando un 15, un 18 y un 20% del total antes de impuestos. De hecho, si es un servicio a un grupo numeroso, suelen ya incluir un 18% de propina en la factura (lo deben hacer constar en la carta o menú), así que no hay que incluir nada más. En cualquier caso, también hay que considerar la calidad del servicio para calcular la cantidad de propina a dejar.

Si el servicio es bueno, hay que dejar un 18-20% de la factura antes de impuestos. Yo suelo seguir el criterio de multiplicar por dos las dos primeras cifras de la factura y quitarle un pico. Por ejemplo, si la factura es de 52,78, multiplico 52×2 y sale 104, así que dejo 8-10 dólares de propina (nótese en la copia del recibo de arriba que la factura ya incluye impuestos).

Si el servicio es malo, no es conveniente irse sin dejar propina. Si ha sido especialmente malo, puedes llamar al “supervisor” y quejarte. Probablemente te inviten a algo, pero hay que tener en cuenta que las propinas en los restaurantes suelen ir a medias entre los camareros (y a veces con los cocineros, pero no siempre). En cualquier caso, si estás realmente disgustado, el mejor modo de callarles la boca y darles en las narices es dejando un centavo de propina.

Si te tomas algo en un bar y el coste es poco, al menos esperarán que les dejes un dólar de propina.

Lo reitero…si vais a USA quedaros con esto muy claro porque es Very important.

El wifi es tu amigo y si usas Skype mas aun

Pero no todo son gastos cuando vas de viaje, en USA el tema Wifi gratis esta muy extendido, no tanto como esperaba,pero desde luego si mucho mas que en España. Lo habitual en algunas cadenas de restaurantes y de hoteles y moteles es ofrecer Wifi sin coste adicional (aunque sea solo en algunas zonas). Esto ademas de permitirnos estar al dia de nuestro correo electrónico y noticias (no soy de los que les gusta desconectar cuando salen de viaje), nos permite algo todavía mas importante y que se suele echar de menos cuando te vas tan lejos: estar en contacto con la familia. Y aqui es donde entra en juego Skype, que ya sabeis que es mi sistema de mensajería/videoconferencias favorito.

Para que os hagais una idea, recargue antes salir de casa mi cuenta Skype con 10€ ya que no podiamos confiar en que cuando tuvieramos wifi coincidiera que aqui estuvieran conectados. Hablamos con mi familia y la de mi mujer a diario, incluso varias veces (de hecho diria que estabamos mas en contacto que cuando estamos aqui), ya que con la idea de «no sabemos cuando podremos volver a llamar» por si las moscas llamabamos siempre que habia Wifi y sabiamos que en España aun estaban despiertos. Pues bien, volvimos a España con mas de 5€ en la cuenta. El motivo es sencillo, si no estaban online llamabamos al fijo o al movil y deciamos que si estaban en casa se conectaran… de esta manera no solo hablabamos si no que ademas podiamos hacer videoconferencia y todo gratis.

Eso si, para que realmente se pueda sacar partido a esto hay que contar con numerosos dispositivos capaces de conectarse a Skype, algo importante, ya que el portátil solo lo usábamos en los lugares donde dormiamos, para el resto tirabamos del iPad 2 o los iPhone, que como sabeis permiten tanto videoconferencia como llamadas normales de audio.

Respecto a los horarios de conexión: según nos levantábamos ya que en España era la hora de comer, o en la comida, que en España era hora de acostarse.

Una maravilla que como digo, nos permitio estar mas cerca de los nuestros que cuando estamos en casa, y si apenas gasto. En todos los hoteles y moteles que estuvimos había Wifi, y en cadenas como MacDonalds o Starbuck tambien suele haberlo. De hecho lo de Starbucks es increíble, vas y es chocante ver por un lado que en muchos sitios tienes enchufes para conectar tu portátil, y por otro ver como muchísima gente esta tranquilamente trabajando con sus ordenadores mientras toman un cafe (es algo que aqui raramente se ve desgraciadamente) e incluso en cierta ocasión viemos hasta una reunion de trabajo.

Los moteles son buenos lugares

No se vosotros, pero hasta ahora tenia la sensacion cuando me hablaban de un motel, que era algo tipico de las peliculas y series americanas. Sitios cutres en medio de las carreteras y donde te podia tocar como vecino a Jack el destripador.

Nada mas lejos de la realidad (en realidad nosotros ya sabiamos que esto no era asi, pero la cara de susto que ponia todo el mundo cuando le deciamos que nos ibamos en plan motel denotaba que la idea general si era esa), dejando de lado que evidentemente hay de todo, en general los moteles son muy buenos sitios para dormir, son bastante economicos y diria que salvo en las grandes ciudades, es el sitio donde habitualmente para cuando realiza viajes por carretera. De hecho hay zonas en algunos pueblos donde segun pasas por la calle central te vas encontrando moteles a ambos lados de la carretera, pudiendo elegir entre 10 distintos en apenas unos cientos de metros.

Ademas salvo en fechas muy concretas, aunque no vayas con reserva siempre puedes echar un vistazo y si no te gusta ir a otro hasta encontrar uno que se adapte a lo que buscas.

De todas formas a nosotros nos habian recomendado la cadena Super 8, y salvo en Orlando estuvimos siempre en esa cadena, y desde luego no nos arrepentimos. Las habitaciones estaban geniales (mejores que el que teniamos en Orlando) y habia Wifi en todos (ya os he hablado antes de la importancia de ese factor).

Respecto a los precios de los Moteles, pues mas que de la cadena (que también), depende un poco de todo, pero suele ser entre 40 y 60$ la noche por habitación. Y en eso ojito con los precios que anuncian ya que suelen poner «habitaciones por 29$» y luego cuando vais a pagar viene la sorpresa ya que ni incluye la limpieza (que suelen ser 6$ mas) ni los impuestos, de forma que la broma se te pone en mas de 40$ diarios.

Aun asi es mas economico que un hotel, y sobre todo: comodo. Es un lujo llegar con el coche hasta la puerta, salir y entrar tu habitacion sin tener que entrar en un edificio, coger ascensores,etc…

Desde luego tras los miedos iniciales, en el proximo viaje a USA que hagamos, moteles de cabeza, y esta vez sin reservas iniciales ni nada 🙂

Horarios comerciales:

Sinceramente no se si esta legislado el tema de horarios, pero la realidad es que alli los pequeños comercios es facil encontrarlos abiertos hasta las 23 horas. Y las cadenas comerciales como Wallmarks (los carrefour del lugar) estan habiertos 24 horas lo que dejando de lado el tema de «putadon para los trabajadores» es un lujazo para los clientes.

Saber que en cualquier momento y lugar, sea la hora que sea, si necesitas algo vas a tener un lugar donde comprarlo (aunque haya que coger el coche y recorrer algunos kilómetros) me encanta la verdad, y de hecho nos salvo en mas de una ocasión.

Conclusiones:

Como conclusiones deciros que ha sido un viaje inolvidable en todos los aspectos, que nos fuimos con sensación de «jo, me quiero quedar» y que si se dan las circunstancias propicias este 2012 me encantaria repetir, aunque evidentemente no visitando los mismos lugares, si no en concreto la otra costa, donde sin duda estoy seguro que nos espera otro viaje irrepetible e inolvidable.

Y con esto terminan los post sobre el viaje a Frorida. Espero que os hayan gustado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.