Viaje a Florida: Viaje, llegada y el alquiler de coche

Bueno pues es hora de empezar con la serie de post acerca de mis recientes vacaciones en Florida que comente hace un par de dias, post que escribo con el fin de que sean de utilidad a futuros viajeros, y que particularmente tenia mucha ilusión por comenzar, no ya por el contenido en si, si no por que no tengo muy claro como ir contando las cosas y espero que el resultado guste. En esta ocasión voy a empezar por comentar la llegada y el alquiler del coche.

Decir que si quereis ir a Florida lo mejor es que cojáis un vuelo a Miami aunque vuestro destino principal sea Orlando, de hecho hay una diferencia de unos 150€ de un sitio a otro por lo que si vais dos personas serán casi 300€ de ahorro a pesar de la molestia de tener que recorrer unos 400km en coche.

En cuanto al vuelo nosotros cogimos a traves de Cheapandgo.com un vuelo con escala en Zurich a traves de Swiss Air por unos 500€ cada uno a lo que hay que sumar el seguro de cancelación, seguro que si tenéis 100% claro que vais a ir salvo catastrofe no compensa coger ya que os devuelven menos de la mitad del billete. Así mismo si podeis permitíroslo coger mejor un vuelo directo que sale por unos 100-150€ mas por persona ya que con escala entre unas cosas y otras el vuelo se pone en 14 horas la ida, lo que os puedo decir que es mortal. En la vuelta era de noche y la mayor parte la pasamos durmiendo por lo que era mas llevadero,pero en la idea nos subíamos por las paredes del avion.

Otra cosa importante: al menos si viajais por Swiss (desconozco si en el resto de las compañías pasa igual) hacer checkin por internet el dia antes si no quereis ir en asientos separados, a nosotros nos paso y menos mal que una chica tuvo el detalle de cambiarnos el asiento en del vuelo de Zurich a Miami o habríamos estado separados todo el vuelo.

Tambien armaros de paciencia con los controles de seguridad, para los USA son un coñazo, y mas aun si hacéis trasbordo. Nos toco hacer el de rutina de barajas, control de pasaporte en Zurich, un nuevo control de seguridad al acceder a la zona internacional (esta vez hasta nos hicieron quitarnos los zapatos) y otro mini control al acercarnos a las zonas de embarque. Aparte claro de los habituales a la hora de subir a los aviones. Entre un vuelo y otro había 1 hora de diferencia, tiempo teoricamente de sobra, pues bien entre que las 2 terminales de Zurich están algo separadas y hay que coger un tren para ir de una a otra, y los controles de seguridad, llegamos por los pelos a coger el vuelo hacia Miami a pesar de que el vuelo de Madrid había llegado puntual.

Al llegar a Miami sobre las 17:30 hora local (como nota curiosa decir que en ese aeropuerto tienen el aire acondicionado a tope, y estábamos todos tiritando o con chaquetas), tambien toca un poco de burocracia a la hora de pasar el control de entrada al pais, algo habitual en los viajes a USA. Importante imprimir el ESTA (documento donde te comprometes a ser un niño bueno en tu viaje y ademas renuncias a prácticamente todos tus derechos si no lo eres, y que hoy por hoy exigen para poder viajar a los USA) a pesar de que en teoria es opcional, ya que os lo pedirán a la hora de coger el avion (al menos a nosotros nos lo pidieron). Una vez en el vuelo os daran unas hojas para rellenar en el que teneis que indicar si llevais comidas, verduras, etc… y que salvo que lleveis en gran cantidad (vamos que las esteis exportando) es mejor decir NO a todo ya que si no os pararan un buen rato en la aduana para comprobar que esta todo en orden. Dicho de otra manera, si llevais un sandwich no se os ocurra decir que llevais comida aunque tecnicamente lo sea, aunque en caso de duda, mejor comeroslo en el avion 🙂 (nosotros llevábamos un par de sandwich y una tableta de chocolate que nos habíamos llevado para el camino y nos habían sobrado e íbamos acojonados).

Tras pasar el control de entrada, donde te miran de arriba a abajo y te cogen todas las huellas dactilares, tocaba ir a buscar un coche de alquiler que teníamos reservado y pagado desde Madrid. Importante saber que los alquileres no están en el aeropuerto, si no en las cercanias (de hecho por lo que tengo entendido, es lo habitual en USA), por lo que hay que salir del mismo y coger unos autobuses gratuitos que van del aeropuerto a la zona de alquileres (ojo, porque a la vuelta, 15 dias después, ya no había lanzaderas, si no que habían puesto un tren que unía ambas zonas, lo que no se es si lo habitual era el tren y lo habían tenido una temporada parado por obras, o si por el contrario era algo nuevo que habían puesto desde estas fechas).

Una vez llegados a la zona de alquileres la cosa es facil ya que es facil encontrar gente que hable español en Miami, eso si, ¿creiais que teníamos todo pagado ya? pues no, porque falta el seguro por perdida de llaves o accidente (que “por si acaso” siempre hay que coger) y el kit de pago de autopistas (que en Florida las autopistas principales son de pago, y de esta forma no hay que pagar nada), total que el presupuesto del coche se dispara unos 100-150€ mas de lo previsto.

Una vez realizado todo el papeleo os mandaran a la zona de parking donde le dais el papel a un empleado y este os señalara una zona donde coger el coche, lo cogeis y ale…a circular. Eso si, no le pidais demasiado a ese empleado ya que no son demasiado amables ni tampoco hablan demasiados Español (al menos en nuestro caso), y le pregunte como se habría el maletero del coche (había un boton escondido para ello) y a pesar de estar a unos 70 metros el coche me dijo “te vas a por el coche, lo traes y te digo donde esta” (claro, y las maletas mientras en los asientos traseros de mala manera), no se, me parecio un detalle un tanto feo (no lo del idioma, que si vas a USA lo normal es que vayas mentalizado de hablar en Ingles, si no lo del maletero). El detalle este del empleado, unido a que la llave que dan no es la principal fueron dos cosas que enturbiaron un poco la experiencia, y lo de la llave lo digo porque durante todo el viaje teníamos que cerrar el coche desde dentro antes de salir ya que no teníamos mando para abrir ni cerrar, y metiendo la llave donde el conductor solo se abria o cerraba esa puerta; una molestia, que sin ser muy grave es eso…molesto. Ah, casi lo olvido, desconozco si es en todos los modelos de coche y en todas las compañías, pero el coche tenia alarma y no nos lo dijeron (y creerme, que empiece a sonar a las 12 de la noche con todo el mundo durmiendo y no tener ni idea de como apagarla no mola nada); para desactivarla hay que meter la llave de contacto en los primeros 10 segundos tras abrir la puerta con lo que cada vez que nos metíamos en el coche había ir corriendo a desactivar la puñetera alarma.

Una vez solventado todo lo que era coger el coche, pues ya carretera hacia Orlando, donde teníamos reservado un motel. Eso si, esto es algo que no aconsejo hacer salvo que sea imprescindible, y es que meterse 4 horas de coche después de llevar casi 20 horas despiertos entre unas cosas y otras es una locura, y a las 2 horas iba que me caia, por tanto si podeis dormir esa primera noche en Miami y salir temprano al dia siguiente, es mas, si tenéis pensado visitar Miami podeis estar 2 o 3 dias (o los que considereis) y luego ya subir tranquilamente para Orlando y los parques, nosotros lo hicimos al revés, y nos hemos arrepentido….