¿Tienes el síndrome de la actualización pendiente?

Actualización en iosLo habitual es que cuando alguien recibe una notificación de una actualización de software (ya sea una bolita roja, una mensaje o lo que sea) es directamente ignorarlo. Ya sea por pereza de dejarlo para luego, por no tener el mínimo interés en lo nuevo que lleve esa actualización, o simplemente por filosofía de “si funciona no lo toques ” el caso es que poco a poco el número de actualizaciones pendientes aumenta día a día en los teléfonos, tablets y ordenadores de la gente.

 

Después hay otro sector que es diametralmente opuesto, que nada más ver que hay una actualización se lanzan cual don Quijote contra molinos a por ella, sin miedo, a ver que trae de nuevo, si ahora se abre 0,03 ms más rápido, o si simplemente el nuevo icono es más bonito, el hecho es que hay que actualizarse. Y lo cierto es que es lo mejor que se puede hacer ya que el porcentaje de veces que se arreglan cosas suele ser mucho mayor que el que se estropean (que también ocurre).

Hasta aquí nada nuevo, pero ¿qué ocurre cuando un sujeto de tipo B tiene entre sus manos un dispositivo de un sujeto del tipo A y ve todas esas actualizaciones pendientes? Si no te pasa nada felicidades, estas libre de este misterioso síndrome, pero ah amigo, si empiezas a notar sudores fríos que te recorren, si tienes una ganas tremendas de pulir en “actualizar” cuál vampiro morder a su víctima, si no te puedes controlar y acabas pulsado… Te informo que tienes un problema, se llama “síndrome de la actualización pendiente”. Desconozco si hay algún termino científico real para esto, pero lo que no se puede negar es que existe el síndrome de la actualización pendiente, lo sé porque yo lo sufro, y toda mi familia tiene sus cacharros actualizados gracias a él. ¿Es grave? Pues espero que no por la cuenta que me trae. ¿Y tu? ¿Lo tienes?

2 comentarios en “¿Tienes el síndrome de la actualización pendiente?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.